miércoles, 21 de mayo de 2008

En Brasil se venden más computadoras que televisores

Cuando Catarina Delboni cambió su computadora genérica por un nuevo sistema de Hewlett-Packard (HP), se sumó a las filas de los consumidores brasileños que aprovechan los menores precios y los planes de pago para comprar artículos informáticos de las principales marcas.

La nueva computadora de esta estudiante de ingeniería de 22 años, comprada en marzo por 1.800 reales (u$s1.084) con la tarjeta de crédito de su padre, es más rápida. Dividir el costo en 10 pagos "decididamente me facilitó la vida", añadió a la agencia de noticias Bloomberg.

De acuerdo a datos de firmas del sector, el mercado de computadoras de Brasil es el quinto del mundo y se encamina a ser el tercero en breve (Ver más abajo). Esto fue posible debido a los créditos bancarios, los planes de pago y la marcha de la economía. Favoreció sobre todo a los usuarios de bajos ingresos

Eso, sumado a un plan de incentivos fiscales para las fabricantes, trajo una reducción de precios y la creciente competencia frente a los vendedores de “clones”, un sector no regulado que domina las ventas en varios países de la región.

"Tenemos un mercado del consumidor que se ha disparado conforme la gente tiene más acceso al crédito", dijo Mario Anseloni, director gerente de la división brasileña de Hewlett-Packard. "Eso está transformando a toda la economía", aseguró.

Brasil, en el podio
Los envíos totales de computadoras en Brasil subieron 38% -a 10,7 millones de unidades- el año pasado, según la firma de investigaciones de mercado IDC. Fue la primera vez que los consumidores compraron más computadoras que televisores en el país.

El mercado brasileño de computadoras, que en 2006 se clasificó séptimo en el mundo por tamaño, se encamina a alcanzar el tercer lugar global en 2010, después de los EEUU y China. Japón y el Reino Unido son ahora tercero y cuarto respectivamente, indica Bloomberg.

Usuarios de bajos ingresos
De acuerdo al Comité Gestor de Internet de Brasil, las familias de menores recursos son las que más equipos compran en la actualidad.

El año pasado, las compañías compraron diversos productos informáticos por u$s20.700 millones, cifra que representa poco menos de la mitad del total de lo vendido en América Latina.

El mencionado gasto podría subir otro 12% este año, a u$s23.300 millones, agregó la consultora, frente a un 4% en los EEUU.